martes, junio 14, 2005

Los años salvajes (y 4)

Después de aquel primer fracaso sonado, el ambiente en la agencia empezó a ponerse algo tenso. Bajó mucho el volumen de trabajo y se produjo una desbandada general. Mr. Got acababa de ser padre y ya no se le veía el pelo por allí. Los jefes se pasaban cada vez menos por el estudio, produciendo un espectacular efecto dominó de escaqueo colectivo. Flotaba en el ambiente una sensación de "esto se hunde, sálvese quien pueda".

La segunda gran debacle se produjo porque el nivel de pasotismo de todos los implicados era ya desmesurado. Teníamos que hacer la campaña para la última promoción de una poderosa inmobiliaria de Torrevieja. De la parte gráfica para la campaña de prensa se encargaba Mr. Got. A mí me encomendaron la campaña de radio. Se me metió en la cabeza que para la cuña quería la voz del actor que dobla la voz de Michael Caine. No sabía ni su nombre ni lo que podían costar sus servicios pero me mantuve inflexible en esa exigencia (cuando recuerdo cosas como éstas me gustaría tener una máquina del tiempo para viajar a aquellos momentos y pegarme un buen puñetazo). Al final localizaron a este hombre y se contrató sus servicios. Pero los de la inmobiliaria habían impuesto unos cambios en el texto de la cuña, que lo hacían muy largo y denso. Generalmente los clientes no deben intervenir en el proceso creativo, pero en este caso "el cliente" era un intimidante colectivo de millonarios rusos de aspecto muy inquietante, por lo que sus sugerencias fueron escuchadas sin rechistar. Pero el problema era que el texto era muy extenso, y la gracia de la voz de este hombre es precisamente su sosiego, su cadencia, su tempo lento y reposado, sus pausas dramáticas. Por lo que al tener que decir aquella larga sarta de tonterías en apenas 20 segundos, el resultado fue un discurso atropellado e ininteligible, como si retransmitiera una carrera hípica. Me consta que, como gran profesional que es, el hombre lo había hecho lo mejor posible, pero la cuña era una auténtica mierda.

Luego llegó la hora de la planificación de la campaña, es decir qué días y en qué horarios se debían emitir las cuñas. Este proceso se hizo un poco de aquella manera, a pesar de que teníamos los estudios de audiencia de las emisoras, con el tipo de público que escucha la radio en cada franja horaria, etc... y un profuso "briefing" con los perfiles del cliente potencial para ese producto; para que contrastándolos se organizara toda la campaña. Pero conforme pasaba el tiempo, aquello se nos hacía más y más pesado, por lo que "Joaquín Almeida" decidió organizar una cena de trabajo en su lujoso chalet, para terminar de una vez por todas con la dichosa planificación. Como en otras ocasiones, nos recibió a Delrieu y a mí sentado en el porche de su chalet tocando "distraídamente" la guitarra. Él pretendía aparentar un bluesman del delta del Mississippi, pero nosotros nos descojonábamos porque nos recordaba al chico del banjo del film "Deliverance". Después de la cena, nos pusimos manos a la obra, pero como aquello no avanzaba y se hacía eterno, al final los gráficos se terminaron un poco al tuntún: "Pon un poco más de rojo ahí, un poco de azul por allí, y acabemos esta mierda de una vez".

Semejante cúmulo de despropósitos no auguraban nada bueno; como así fue. La campaña fue un fracaso absoluto y los rusos no estaban nada contentos con nosotros. Esto supuso el principio del fin. Definitivamente se perdió la ilusión, por parte de todos, y empezaron las vacas flacas. Al no creer en el proyecto, apenas se hacía labor comercial de búsqueda de nuevos clientes, y los pocos que había se fueron perdiendo. Al no entrar suficiente dinero, ya no se cobraba con regularidad, y eso provoca que la gente se desmotive del todo.

Finalmente un buen día dieron cerrojazo a la agencia. A pesar de la amistad personal que nos unía con los jefes y de todas las batallitas vividas juntos, Delrieu y yo los denunciamos a la magistratura de trabajo por algunas cantidades impagadas. Como tampoco era cosa de hacer leña del árbol caído, al final llegamos a un acuerdo amistoso, que aún así nos reportó unas jugosas indemnizaciones, con las que nos pegamos unas buenas vacaciones.

Este es el fin de una historia que recuerdo con un sabor agridulce. Dulce por los incontables buenos momentos vividos. Agria por la sensación de oportunidad malograda, porque creo sinceramente que en aquella empresa había madera para haber hecho grandes cosas. Realmente había potencial humano, pero como dice un célebre eslogan de neumáticos "La potencia sin control no sirve de nada", y todo se fue al garete por nuestra mala cabeza.

8 comentarios:

Gilito dijo...

He indagado y creo que el doblador de Mr. Caine es
Rogelio Hernandez.
Lo q me extraña es que no acabaras en los fondos marinos de Torrevieja con los pies en un bidon relleno de cemento... ;-)

Gilito dijo...

POr cierto, tambien doblaba a Marlon Brando...ya entiendo la eleccion del actor...capicci?

Micropene dijo...

Gilito, muy buena tu lectura entre líneas de la elección del actor de doblaje. Pero la realidad es mucho más prosáica: simplemente Delrieu y yo estábamos obsesionados en aquel tiempo con la película de Mankienick "La huella", en la que Michael Caine hace una enorme interpretación junto a otro monstruo de la escena, Sir Lawrence Olivier. Y siempre he sentido un cariño muy entrañable por los actores de doblaje de esas maravillosas películas clásicas.

Gilito dijo...

Que buena La Huella !!! Es otra de mis pelis favoritas (en las que Cripema se duerme cuando las pongo)

Cripema dijo...

Gilito, es que me pones "tus peliculas" favoritas a unas horitas....y yo lo paso mal, muy mal...

Micropene dijo...

Jajaja, me imagino a Gilito poniendo "El séptimo sello" de Bergman o una de Fassbinder a las 2 de la mañana y Cripema cabeceando y haciendo esfuerzos por no dormirse.
(Por cierto, quería decir Mankievick y no el engendro que he escrito con las prisas).

Gilito dijo...

que va !!! si se me duerme con CORTINA DE HUMO y solo eran las 6 PM de la tarde, despues de haberse levantado a las 3 PM...si yo soy más mainstream que "Aqui hay tomate"

Cripema dijo...

Cierto, Cortina de Humo la puso a las 6 de la tarde...y se que no me perdonara nunca que cayera cual marmota...., lo se.
Pues sera que no me dejas dormir por las noches!
..O sera que estoy tannn cansada....