jueves, septiembre 01, 2005

PRINCESAS

Desde hace ya algunos días, he observado que en los "breves espacios publicitarios" que las cadenas de televisión tienen a bién mostrarnos, se ha producido un verdadero aluvión de promoción de fascículos coleccionables de todo tipo.

La cosa empezó hará una semana. Creo que en el primer anuncio que ví intentaban colocarte una casita de muñecas andaluza por un módico precio (un poco más de las antiguas mil pesetas) para la primera entrega.

En el transcurso de los días he podido ver cómo anunciaban desde un CD-ROM en el que los famosos Lunnies prometen enseñarles Matemáticas a los niños, hasta una colección de libros sobre la Guerra Civil Española (eso sí con las versiones de los dos bandos), o el famoso "Érase una vez el cuerpo humano", anuncio éste en el que un niño repelente martillea a su padre con preguntas, mientras éste se afeita. (En éste anuncio, el mensaje que yo entiendo es: "Comprale a tu hijo el puto fasciculo y te dejara en paz". Eso es paternidad responsable ¡sí señor!)

Pero el mejor anuncio de fascículos coleccionables lo vi ayer por la tarde mientras dormitaba a la hora de la siesta tirada en el sofá.

Un plano de una chica, morena ella, que saluda con la mano al más puro estilo "Miss". Es decir, mano en vertical, palma de la mano hacia el frente con los dedos juntos en inmóviles y suave giro de muñeca de derecha a izquierda. Todo ello acompañado con una gran sonrisa y una voz en Off diciendo algo así como:

"Tu también puedes ser una Princesa, pero necesitas un Palacio. Colecciona "El Palacio de Muñecas" por 7.99 Eur la entrega".

En fin, a mí como diría una vieja amiga, estas cosas me hacen daño psicológico, pero estoy segura que venden más de un fascículo y seguro que más de una se compra la colección entera (de 100 entregas por cierto, hagan cálculos señores) con el sueño de llegar a convertirse en Princesa (!!!) por un día…

El caso, es que todos los años pasa lo mismo y en esto de los coleccionables por fascículos, los psicólogos consideran que el final de las vacaciones, es decir, Septiembre, es un mes perfecto para captar clientes porque más que en fin de año, la gente de a pie, consideramos que es ahora cuando en realidad empieza una nueva etapa, un nuevo ciclo de nuestras vidas, en el que aparte de apuntarnos al gimnasio, dejar de fumar o adelgazar lo que hemos engordado durante el verano, nos proponemos (y esta vez sí que va en serio, te lo juro Mari) montar, semana tras semana y fascículo tras fascículo nuestro Palacio de Muñecas para así llegar a convertirnos en Princesas.

Al igual que la primavera no empieza hasta que no lo anuncia el Corte Ingles, el verano no acaba hasta que no empiezan a aparecer los primeros anuncios de coleccionables en la televisión.

Y así nos va.

6 comentarios:

J-vol dijo...

vaya! y yo de vacaciones aún.¿que fasciculos me tendran preparados para cuando vuelva al trabajo?

Gilito dijo...

A mi me ha tentado el de Cocina Oriental(regalan un platito cuadrado y palillos), el de "Erase una vez la vida" (regalan unas carcasas tranparentes del cuerpo humano cpn las que puedes hacer una lampara Kitch-Hi-TEc), el de "Construye tu coche de Radiocontrol" (regalaban una rueda, creo)... No me he comprado ninguno (más que nada pq estaba a fin de mes y sin un duro)

Xaturriauu dijo...

Querida Cripema.
Menos marcha y "mes treballar"....collons¡¡¡ tot el temps encarada a la tele..por lo descrito, además, viendo tonterias..si es por eso, abónate a algo y por lo menos nos contarás experiencias del canal "viajar" o "documanía", yo que sé ¡¡¡..además los que te conocemos sabemos que hay muy pocas cosas que estés dispuesta a comprar tú por fasciculos....una tía acostumbrada a "Quiero que sea grande y duro...y quiero que me lo des ya!...¡que te conozco Bacalao, aunque vengas disfrazao¡¡¡

La Magdalena dijo...

No se puede negar que hay colecciones asombrosas!
La colección sin igual es la de !barajas de cartas!
Creo que me voy a ir al kiosco a ver si pillo a alguien con semejante perversión.

criztina dijo...

Soy incapaz de hacer ningún tipo de colección....es más....yo creo que he comprado un par de veces en mi vida el primer fascículo de alguna colección (una de libros y otra de DVDs). Soy incapaz de recordar la semana siguiente de ir al kiosco a comprar la segunda entrega... y es que, en mi pequeña casa, más mierda no cabe...así que es sencillo no caer en tentaciones

Micropene dijo...

Yo me estoy comprando "Milhojas de colección".
Con la primera entrega viene la primera hoja y la manga pastelera.