lunes, octubre 03, 2005

OTOÑO

Esta tarde, como muchas otras he llegado a casa después de un día lleno de actividades pero vacío de contenido. Pero esta tarde ha sido diferente, esta tarde al llegar a casa me he sorprendido a mi misma al darme cuenta que el frío y la ponzoña no me han dejado considerar lo ancho que es el mar. Y no me ha gustado.
No me ha gustado ni un pelo.

Esta tarde, al llegar a casa, he sentido la necesidad de leer algo que aparecía colgado de la nevera en casa de unos amigos, como si de un Tantra se tratara.
Algo que creo ya no está allí. Tal vez en otra estancia de la casa, pero no en la cocina.
Un poema olvidado para mí, que una de aquellas noches leí al ir a sacar una cerveza y que me erizó el alma.

Un poema que me ha apetecido volver a leer y me ha apetecido transcribir, unicamente porque, (como decía Mecano), el invierno viene frío y sólo porque, aún estamos a tiempo de no sentirlo tan gélido.



Si pudiera vivir nuevamente mi vida,
en la próxima trataría de cometer más errores.
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.
Sería más tonto de lo que he sido,
de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.
Sería menos higiénico.
Correría más riesgos,
haría más viajes,
contemplaría más atardeceres,
subiría más montañas, nadaría más ríos.
Iría a más lugares adonde nunca he ido,
comería más helados y menos habas,
tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata
y prolíficamente cada minuto de su vida;
claro que tuve momentos de alegría.
Pero si pudiera volver atrás trataría
de tener solamente buenos momentos.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida,
sólo de momentos; no te pierdas el ahora.

Yo era uno de esos que nunca
iban a ninguna parte sin un termómetro,
una bolsa de agua caliente,
un paraguas y un paracaídas;
si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.

Si pudiera volver a vivir
comenzaría a andar descalzo a principios
de la primavera
y seguiría descalzo hasta concluir el otoño.
Daría más vueltas en calesita,
contemplaría más amaneceres,
y jugaría con más niños,
si tuviera otra vez vida por delante.

Pero ya ven, tengo 85 años...
y sé que me estoy muriendo.

INSTANTES
JORGE LUIS BORGES

11 comentarios:

Gilito dijo...

Mecano, Borges, Ciorman, Rumanos...? En fin yo lo intenté. Arrastré a Cripema a ver 'Torrente 3', pero veo que ni así.

Me siento tan intrascendente que me siento bien.

Micropene dijo...

Jodeeer, ¡como está el patio!
Cripema, que otoñito más largo nos espera a las dos "alegrías de la huerta"; aquí juntitos en nuestra "Fortaleza Submarina Salude", 8 horas al día, leyendo ininterrumpidamente poemas de Leopardi y escuchando la marcha fúnebre de la sinfonía "Heróica" de Beethoven en modo "loop".

Por cierto, te recuerdo que ese poema Borges, al final de su vida, reconoció tácitamente haberlo plagiado. (Tú misma te encargaste de la investigación: después de haber quedado impresionada por su lectura, quisiste saber más y descubriste que el poema original era de un dibujante de tiras cómicas norteamericano, que Borges tradujo y plagió).

Cripema dijo...

En realidad, sobre la autoria o no del poema "Instantes" por parte de Borges, hay literatura para dar y tomar (más que para un comentario, para un post larguisimo) pero no queria aburrir al personal ni quedar de pedante sabionda.

Así que al transcribirlo, simplemente atribuí la autoria a Borges por aquello de perpetuar el error.

La polemica se origina con el libro “Todo México” de Elena Poniatowska, que contiene un capítulo de 45 páginas consagrado a una supuesta entrevista con Jorge Luis Borges. Pero sobre todo es María Kodama (editora de las obras de Borges) en el Prólogo de Borges, en la revista Multicolor, quien atribuye su autoría a una tal “Nadine Stair” Escritora nacida en Kentucky que murió en 1988 a la edad de 86 años. (El poema entonces sería escrito originariamente en esa lengua y habría sido escrito en prosa!).

Y esto sigue y sigue, y aparace la periodista Joannie Liesenfelt especializada en búsqueda de personas y familias perdidas (al más puro estilo Lobatón) obsesionada por encontrar a la tal “Nadine Stair” realiza mil pesquisas y llega a la conclusión de que no existió ninguna escritora con ese nombre en Kentucky, sólo una tal Nadine Strain cuya ocupación era la música y no la literatura.

En fin, y esto es muy largo, así que al que le interese le recomiendo que pida información al centro de estudios borgianos, o lea algo de esto: (o aquello)

*Kodama, María. Prólogo. Borges en Revista Multicolor. Obras, reseñas y traducciones inéditas de Jorge Luis Borges

*Peregil, Francisco. “El poema que Borges nunca escribió”. El País (9 de mayo de 1999)

*Rossen, Benjamin. ”Who Would Pick More Daisies?” On line. Internet: http://home.iae.nl/users/rossen/DAISIES/daisies.htm

Gilito dijo...

Nunca dejaras de sorprenderme (en este caso para bien)

Luces dijo...

ni se te ocurra volver a despreciar el mar en su anchura...
ánimos

criztina dijo...

Ehhh!! que no se diga!!!!! deja el desánimo y esa maldita ponzoña!! y no olvides a Borges!

AUPAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!

besos enérgicos!!!!

pd.- Hombre, lo de Torrente 3 no se si fue una buena idea gilito!!!! JAJAJAJAJA, no te vomito????? ;-)

J-vol dijo...

Total:que el tipo se murió de viejo no sin antes hacerse empresario y montar un negocio de venta de aceites y frutos secos....

laceci dijo...

Muy chulo pero muy triste.

A mí no me pillará ese toro, lo malo es que lo he aprendido a ostias.

besicos, chat@s!

mentiroso dijo...

Está confirmado que no es de Borges. Contribuir a las confusiones literarias y/o a las "apocrifilias" sería de su gusto... pero no sé si a él le hubiese gustado este poema.


Por cierto... el jueves actúo en el Tábano... te espero allí ;)

Chiringui (Trepanador) dijo...

Hay una frase buenisima en una peli, es 1492, la de Ridley Scott.

En un momento,cerca del final le están reprochando todo lo que hizo mal durante el descubrimiento de America. Colón se levanta y dice:

-¿Sabes cual es la diferencia entre tu y yo?
Yo lo hice y tu no.-

La Magdalena dijo...

Hombre... por el bien de la reputación de Borges, espero que no haya escrito ese poema.
Pero si insisten en las cosas tristes, recomiendo un ratito con el Requiem de Mozart (por cierto, que también hay dudas sobre si fue él el autor de toda la obra... como todo el mundo que ha visto Amadeus, se murió ahí ahí cuando lo estaba acabando)