miércoles, noviembre 02, 2005

Esa absurda epidemia que sufren las aceras

Aparqué junto a ella cuidadosamente. El hueco entre los coches era suficientemente ancho como para aparcar la moto sin interferir en su espacio vital, ese espacio que tenemos todos alrededor como un campo de fuerza que cuando alguien lo atraviesa nos incomoda especialmente.

La miré de reojo como quien no quiere la cosa y entré en la oficina para realizar una breve – e infructuosa- gestión.

Al salir, ella continuaba allí, impecable y desafiante. La rodeé y accedi a la moto por el lado opuesto, desenganché el candado del freno de disco y subí mecánicamente.

Al hacer este movimiento cien mil veces repetido, todo el pie izquierdo se apoyó encima de ella de lleno, con decisión, con fuerza,...con cien mil maldiciones por mi parte.

Encima mis zapatillas de trekking tienen complicados recovecos para facilitar el agarre a cualquier pavimento y convertir en misión imposible cualquier limpieza de la suela a restregones.

Moraleja: Nunca aparqueis la moto junto a una mierda de perro, aunque la hayais visto perfectamente... y no me vengais con que eso “da suerte”.

7 comentarios:

Bohemia dijo...

Que pena que no leí este post antes...Ahora ya me acordé del arbol genealógico al completo del dueño del can en cuestión....

TONET dijo...

jajajaja,vaya putada...lo peor parte s ela lleva el estribo k luego....por no hablar de las botas d trekking k facilitan el agrra de l amierda.ánimo atodos no sha pasado..

Cripema dijo...

Freud te diría que en el fondo (tu subconsciente) quería pisar la mierda....Durante toda la escena, tu consciente y tu subconsciente han estado librando una pugna para ver quien ganaba...y ha ganado el de siempre; nuestro subconsciente, que a veces es mas hijo de puta....
La próxima vez te recomiendo que la pises directamente y a la primera y asi no gastas energías en luchar contra los elementos, es decir, contra las mierdas.
:-)

Mr.Celofan dijo...

Suerte no, lo que da es asco.

laceci dijo...

Calla hombre!! que me ha recordado que algún hijoputa me ha jodido hoy un taponcito plateado de la rueda de la moto...

serán cabrones..

J-vol dijo...

yo estoy por llamar a la policia cientifica para que analice el adn de las cacas y asi poder enviarlas por correo a los buzones de los propietarios de los perros...

Anónimo dijo...

Tolerancia cero con los ladrones de taponcitos!!!