jueves, noviembre 17, 2005

La risa de Tenzin Gyatso



Visto el panorama que me ofrecian anoche las televisiones nacionales (la cadena esa nueva, incluida) y puesto que no me apetecía dedicarme a actividades mas intelectuales que tirarme en el sofa mantita de cuadros en ristre (¡que sería del invierno sin una manta y un sofa!) decidí hacer "zapping" por los canales del ono...

Estos viajes por los canales de la television de pago no suelen ser tampoco muy reconfortantes ya que basicamente se limitan a emitir programas parecidos a "las cadenas normales" pero clasificados por temas; es decir, "toda la basura del corazon las 24 horas", "toda la basura de realitis de convivencia las 24 horas al dia" etc...

En uno de esos "apretar al más y al menos" del mando, me topé en el Canal Viajar (al cual salvo de la quema) con las andanzas de un simpático y surreal reportero de la BBC por Dharamsala, (Norte de la India)

En Dharamsala está asentado el gobierno tibetano en el exilio desde 1959, año en que el Dalai Lama se exilió del Tibet tras la invasión de China.

Así que como supongo estaba previsto desde el principio, el intrepido reportero pidió una audiencia con el Dalai Lama y éste se la concedió.

Nada mas empezar a hablar, como si fueran colegas de toda la vida, me engancho la entrevista.

No hablaron de los mas de 20.000 mil refugiados tibetanos en Nepal que dejaron su pais con lo puesto cruzando el Himalaya, ni de los que lo siguen haciendo soportando temperaturas extremas, ni de los que mueren en el intento ya sea por el frio o asesinados a manos de los chinos, ni tampoco de que el Dalai Lama recibe y ayuda a todos los que consiguen llegar a Dharamsala.

Tampoco hablaron de su incansable lucha para encontrar una resolución pacífica al conflicto del TIbet y de que por ello le fue otorgado el Premio Nobel de la Paz en 1989.

Solo hablaron de cosas intrascendetes y superfluas como por ejemplo si había llevado gafas de vista toda la vida, y si lo que tenía el Dalai Lama era miopia o hipermetropia o tal vez vista cansada...

La verdad, que no presté mucha atención y no podría decir porqué usa gafas el Dalai Lama.

Lo que sí puedo decir, es que me vino a la cabeza una máxima latina que dice algo asi como "Si no hay sentido del humor,no hay vida. Desconfía del que no ría".
Y me vino a la cabeza porque este hombre que quiere que se le considere como "un monje tibetano más" no dejó de reir en toda la entrevista, no se si por lo absurdo de la misma, porque el mundo ya le supera o simplemente porque pensaba que el entrevistador era un poco retrasado.

Me da igual, el Dalai Lama, tiene una risa sana, de carcajada limpia y contagiosa y pensé que tal vez, con personajes así, este mundo nuestro no esté perdido del todo.
Puede que tal vez aún quede un rayo de luz.

6 comentarios:

Micropene dijo...

Totalmente de acuerdo con el dicho latino: "Desconfía del que no ría".

Recuerdo que hace unos años se montó un tonto escándalo de esos de indignación pasajera que tanto gustan a los "mass media" cuando en una cumbre bilateral "EE.UU.-Rusia" los entonces agraciados con la lotería electoral de ambos países (Bill Clinton y Boris Yeltsin) salieron a dar una rueda de prensa algo "chispados" por el intercambio de Bourbon de Kentucky por vodka cosaco, y a mitad de la insustancial charlita les entró la risa tonta. No podía creer lo que escuchaba en las tertulias radiofónicas (que era una falta de respeto, que era poco serio, etc, etc...).

Pues coño, a mí me parece cojonudo que a dos personas (aunque éstas sean los mandamases del planeta) les entre la risa tonta, la risa cafre pero sana; palmaditas en la espalda de complicidad alcohólica incluidas.

Un poco más de sentido del humor, señores... que ya va haciendo falta.

La Magdalena dijo...

Es tremendo lo mucho que te puede amargar el día una cara de mala leche en el metro mañanero. Y lo que te la alegra una risa de esas que salen de buena gente.
Como este post, que siendo así facilito y simplito, me ha puesto sonriente. ¿Qué mas puedo pedir?

Gilito dijo...

Empiezo regalándole un jardin zen en miniatura...y se me acabará haciendo budista...

aprilia dijo...

la mamá está muy orgullosa

DELRIEU dijo...

la sonrisa que tiene es de no pegar ni brot.imaginatelo a las siete de la mañana cuando suena el despertador

Chiringui (Trepanador) dijo...

Es cierto, cuando me levanto a las cinco de la mañana y no sonrío ni aunque me regaleis un millón de euros, no os fieis de mí.

Por otro lado yo no me fiaría demasiado de un tipo que se parte la caja en el exilio mientras su pais esta invadido y matan a sus paisanos.