jueves, diciembre 15, 2005

SUEÑOS, PESADILLAS Y BOTELLAS

Siempre he sido una una persona nerviosa, nerviosita de nacimiento, y tal vez un poco atarantada, aunque con el tiempo y los años creo que me serenado un poco, no sé.
Si fuera moderna, diría que sufro algún tipo de estrés o ansiedad, pero no, lo que a mí me pasa es que soy una "nervioseta" y los que me conocen, lo saben.
No sé si será por eso, pero toda la vida he tenido pesadillas por las noches.
Pesadillas intermitentes y recurrentes que aparecen cuando menos te lo esperas y cuando más tranquila es tu vida..
Cuando estaba en la Universidad, en 2º, soñaba que descubría de repente que tenía suspendidas las matemáticas de 8º EGB y que por lo tanto los dos años de carrera aprobados no servían para nada y tenía que repetirlos..
Mas tarde, durante una época muy larga soñaba (este sueño lo tuve durante mas de 1 año) que alguien me perseguía y tenía que pedir ayuda, me metía en una cabina de teléfonos (de las que ya casi no quedan) e intentaba marcar algún teléfono, pero no funcionaba la tecla del "9" así que no podía contactar con nadie (hablo de una época en la que aunque parezca mentira, no existían los móviles)
Después se me han caído las muelas, los dientes en repetidos sueños (me quedaba solo con los colmillos... échale huevos...)
A los años, se me repetía el sueño de la persecución pero esta vez ya llevaba el móvil y la tecla que no funcionaba ahora era el "6".
Ultimamente he matado ratas grandísimas con una escopeta de caza y el sueño acaba con toda una avenida enorme plagada de ratas descuartizadas y un manto de sangre (muy gore todo)
Todos estos sueños han ido apareciendo y desapareciendo por épocas durante mi vida, algunos mutan en las formas o se añaden nuevos elementos, pero en lo que a pesadillas se refiere, mi subconsciente siempre bascula entre los mismos temas.
Ahora bien, lo que me paso anoche no tiene nombre.
Esta mañana me he despertado y he tardado mas de media hora en digerir la nueva pesadilla:
Empezaba en mi coche, conducía yo, a mi derecha en el asiento de copiloto: Ana Botella, en el asiento trasero detrás de mí: Aznar.
Estabamos discutiendo, y yo le quería arrancar el bigote a Aznar, mientras él me pegaba en la cabeza por detrás...
Mientras tanto Ana Botella, con una voz "hipermegapija" (su voz) y con un fuerte olor a perfume, me pegaba pellizcos en la pierna y me gritaba: Hippie! Más que Hippie!
Al final entre el caos que había en mi coche y los insultos que yo les gritaba he conseguido aparcar. ¡Y han subido conmigo a MI casa! Pero mi casa no era mi casa, era un piso compartido en el que vivíamos Ana Botella, Aznar y yo!!!!!
Me he despertado con un amargo sabor…y claro, ya he empezado mal el día, muy mal.
Sólo espero, que ésta, no se convierta en recurrente….

4 comentarios:

Micropene dijo...

Jodeeeer. Con razón estás tan callada hoy. Qué mal rato debiste pasar.
La verdad es que en este sueño sólo te faltaba la escopeta de caza... Hippie, más que hippie!

Chiringui (Trepanador) dijo...

Ostias!!! yo sueño que vienen famosos a casa para pedir cena, pero esto ya es demasiado.

Mi sueño es recurrente, ves a dormir con una pinza para depilar bigotes por si acaso.

J-vol dijo...

te voy a inducir la continuación del sueño:
Estando todos los habitantes del piso viendo las noticias, a Alfredo Urdaci, claro, llega el repartidor de la pizza que habias llamado y al abrir la puerta te encuentras a Zapatero....y aquí lo dejo.

Mr.Celofan dijo...

Pues yo creo has realizado una regresión para encontrar a tu Totem que no es otro que la caracaballo de la Ana Aznar Botella. Tu sueño es una de sus vivencias, para ser más exactos el dia en que comunicó a sus padres que tenía un novio que se llamaba Alejandro Agag y que se quería casar con él.