martes, enero 17, 2006

La mujer de mi vida

La mujer de mi vida es esta preciosidad de la foto. Esta garota de Lisboa, que sin embargo tiene nombre de gran zarina rusa.

Cómo no voy a estar locamente enamorado (Freud debe estar revolviéndose en su tumba) si este ángel de la izquierda me arropaba por las noches de pequeño y tras un cariñoso beso me deseaba "Boas noites" con su cálida voz . (Y en este punto he de reconocer que este post ha sido inspirado tras la lectura en el blog de Chiringui de que tiene la "manía" de arropar a su hijo todas las noches y darle un beso antes de acostarse. Bendita manía. No dejes de hacerlo, compadre, porque seguramente cuando tu hijo tenga mi edad ése sea el recuerdo más bonito que pueda tener de su infancia).

Así que de parte del hijo que (con diferencia) más disgustos le ha dado: "Muito, muito obrigado, morena".

10 comentarios:

Dosjerez dijo...

Es que si no estuvieses enamorado de tu madre serias un hijo desnaturalizado, freud no se referia a eso, se referia a cierto componente sexual...todos estamos enamorados de nuestros padres, bueno, casi todos, otros, pobres, los odian...

aprilia dijo...

joder que bonito!

Chiringui (Trepanador) dijo...

Tu madre es guapísima.
Recuerda una cosa, por mucho que la quieras, nunca la querras como ella a tí, no te quepa duda.

J-vol dijo...

Realmente guapa!! y como me gustan eso recogidos de los años 60...

Me has emocionado, tio.

Mr.Celofan dijo...

¿ No te apellidarás Verbeke ? y en caso de ser así ¿ No tendrás una hermana que se llama Natalia ? y en caso de ser así ¿ Me la presentas ?

Gilito dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Gilito dijo...

Es cierto !!!! clavadita a la Verbeke

http://img146.imagevenue.com/img.php?loc=
loc107ℑ=8ebe7_1.jpg

Cripema dijo...

Ya quisiera la Verbeke esos labios no asiliconados.
De casta le viene al galgo ;)

brujita dijo...

Mr. Celofán, sí que tiene una hermana, que soy yo, pero me da a mí que de Natalia Verbeke tengo poco.

Micropene dijo...

Hombre, hermanitaaaa... tú por aquí.
Y no seas modesta que res un bombón. Y encima rubia, lo que, técnicamente, te asemejaría aún más a la Verbeke.

(Cuñaoooo... cuidado con Mr.Celofán!!!).