viernes, febrero 17, 2006

La Madre de todas las Fiestas

Mañana sábado se celebra en Melrose Place la que unánimemente ha sido bautizada como "La Madre de todas las Fiestas". El motivo es que Pablito ("gold member" de la Mancomunidad del Caos) se nos va a vivir a Porto Alegre (Brasil), y hay que despedirlo con todos los honores que se merece.

Estos días la comuna es un hervidero de actividad para organizar toda la logística del evento, ya que ha confirmado su asistencia al acto la inmensa mayoría del entorno caótico, lo cual supone mucha gente, y muchos de ellos provenientes de fuera de esta ciudad (anoche sin ir más lejos, a las 23:30 h. recibí en el móvil una llamada de Oscar [otro "gold member" caótico y gran persona a la que hace ya tiempo rebauticé como "El Ángel Ario"] desde el aeropuerto de Alicante, donde estaba esperando a unos amigos que venían desde Londres a propósito para el fiestón. Me dijo un escueto e inquietante: "Micropene, prepárate y descansa que el sábado se va a liar una muy, muy gorda"). Yo para dar facilidades de infraestructura he pedido asilo político y he cedido mi cuarto para la organización. La otra noche asistí estupefacto a una reunión improvisada de la cúpula caótica en la que estaban planificando el asunto y no podía dar crédito a mis oídos: si se cumplen las previsiones aquello puede ser el desiderátum, la rehostia. Sin ir más lejos, la lista de la compra que se esbozó haría las delicias de la D.E.A., de los Intocables de Elliot Ness y del mismísimo Vaticano. (Como dato curioso diré que en esta reunión estaban presentes dos chicas mejicanas muy majas que alguien conoció esa misma tarde en la playa y que andaban por allí algo despistadas y bastante atónitas por lo que escuchaban, aunque finalmente también confirmaron su asistencia al jolgorio).

Esta mañana cuando me he levantado estaba la casa abarrotada de maletas y trolleys -ah, y una jaula con pájaros (?!)- pertenecientes a los asistentes que van llegando progresivamente (me consta que anoche ya se iniciaron los fastos). Desde hace unos días todos los caóticos que me cruzo me repiten básicamente la misma cantinela: "Lo del sábado va a ser brutal". El último mensaje que he recibido en el móvil esta misma mañana es de Paquito (otro "gold member" que tiene más peligro que una caja de bombas) y dice literalmente: "Mañana se va a cagar la perra". Me están empezando a dar miedo.

Pues bien, después de todo lo dicho arriba resulta que el que suscribe no podrá asistir a "La Madre de todas las Fiestas" que se va a desencadenar en su propia casa porque se comprometió ya hace tiempo a otra fiesta que organiza una buena amiga con motivo de su cumpleaños; que tampoco tiene mala pinta, ojo, pero que digamos que ha sido planificada con otro "talante". Aunque con las trazas que tiene la cosa, me da a mí que aún me podré reenganchar el domingo.

4 comentarios:

Organizadora del canomori dijo...

Por experiencia te digo que aquéllo que se organiza con tanta expectación y que genera tantas esperanzas, no suele dar todo lo que esperabas.

J-vol dijo...

El DOmingo al único lugar que vas a acudir es a la comisaria a intentar convencer al jefe de los SWAT que todos son buenos chicos y chicas y que los deje en libertad.

Este fin de semana tengo fiesta..¿me acerco con los antidotos para las sobredosis?.Me los dejan bien de precio..;-D

Mr.Celofan dijo...

Una de dos:
O vives en una secta o en un piso franco de alguna organización de espionaje internacional rollo CIA.

¿ Tu nombre en clave es " Silver Member " ?

Chiringui (Trepanador) dijo...

Yo dejaría la habitación sin rastro de mí. Por si acaso.