sábado, junio 03, 2006

Cambio de planes

Y a mejor. Esta noche antes de la fiesta iremos a ver a The Cult, que actúan hoy en Benidorm (supongo que en el precio de la entrada estará incluida la cena y barra libre, porque 37 euros me parece un robo. Pero en fin, es una banda mítica que siempre he querido ver en directo).

De lo de ayer mejor corramos un tupido velo porque francamente pienso que os costaría mucho creer la mayoría de los disparates que allí acontecieron. Acabo de hablar por teléfono con Cripema para reconfirmarnos mutuamente entre risas si muchas de las cosas que hicimos y vimos hacer ocurrieron realmente o las habíamos soñado. Simplemente decir que tuvo su morbo ver a la gente metiéndose rayas en los aseos donde cagan diariamente los picoletos. Como siempre en estos saraos llega un momento de la tarde en que las personas honradas se retiran discretamente a sus aposentos y se queda allí condensada la élite del vicio y la aristocracia de la mala vida. ¡Qué desfase de fiesta, Dios bendito! Menos mal que la rígida institución paramilitar se relaja bastante para estas ocasiones, si no la mitad de los allí congregados habríamos pasado la noche en el calabozo. Sin ir más lejos, el que suscribe ofreció en varias ocasiones a ebrios agentes uniformados un cigarrillo, sin reparar que la cajetiila que les extendía era de contrabando (fácilmente identificables porque no llevan la etiqueta de Hacienda que certifica que ese tabaco ha pagado sus correspondientes impuestos).

El Duque de Ahumada debía estar revolviéndose en su tumba.

3 comentarios:

Chiringui (Trepanador) dijo...

¡Oh ,tabaco de contrabando! ¡A la cámara de gas!

Mr.Celofan dijo...

O mejor aún, ¡¡ al cuarto oscuro !!

Cripema dijo...

Micro,por si lees esto desde tierras catalanas (y no quiero asustarte..) pero hay documento grafico de la "fiestecilla" del viernes, por cierto han sido publicadas en un periodico valenciano de esos "de nuestro sector", es decir, que mejor lo del aumento , lo pedimos cuando se difumine la fama de borrachines..
Ya te contare, mari.