viernes, junio 02, 2006

¡Vacaciones Santillana!

¡Aleluya, cabrones! Que me voy de vacaciones (mira, y rima y todo).

Sí señor, hoy a las 14:00 h. alquilaré mi manumisión durante 9 hermosos días de libertad condicional. Y el programa de actos no puede empezar mejor. (Y aquí quiero hacer una pequeña aclaración: sé que algunos de los que leéis esta mierda, con perdón del resto de implicados, estaréis empezando a pensar que me invento las historias, o que por lo menos las exagero gratuitamente. Que no es posible que esté cada dos por tres de fiestón en fiestón, y que casualmente siempre son "la juerga del siglo", "la madre de todas las fiestas", y otras gilipolleces por el estilo. Pues bien, contra esas sospechas nada puedo hacer, sólo decir que aquí están el resto de camaradas "cansados" para desmentirme implacablemente si mintiera o exagerara. Y digo bien implacablemente porque sin ir más lejos ayer Cripema en un comentario me definió como "un tío mierda y un cagado", así sin cortapisas. Así que no quiero imaginar lo que diría si intentara inventarme aquí alguna batallita. Tened en cuenta que somos casi como un matrimonio bien avenido y pasamos buena parte de las horas del día el uno con el otro: trabajamos juntos (literalmente porque estamos frente a frente en un despacho para nosotros solitos), somos amigos personales desde hace la friolera de 19 años y salimos juntos a casi todas partes con la Mötley Crüe, y encima ahora nos hemos apuntado al mismo gimnasio (ya hablaré de esto, porque tiene miga también la cosa). Así que conoce hasta el mínimo pormenor de mi vida privada (también ejerce de impagable consejera sentimental), por lo que sería muy difícil colar aquí alguna trola o intento de exagerar épicamente el relato de lo sucedido; cosa que por otra parte no tendría mucho sentido, porque yo cuento aquí mis tonterías porque me divierte y me sirve de terapia (yo lo llamo "mi aliviadero mental"), y no pretendo ni mucho menos dármelas de tío guay).

Dicho lo cual, paso a esbozar como está el programa de actos por el momento:

- Hoy, nada más salir del zulo en el que prostituimos nuestro precioso tiempo, Cripema y un servidor iremos a un fiestorro que organiza en el puerto de Alicante el sector para el que trabajamos. Este sector es tradicionalmente muy borracho y putero por lo que las fiestas que organizan (que no son pocas) acaban indefectiblemente en despiporre. Ya está aquí encima la de este año, cuando aún resuenan los ecos de la juerga del año pasado. El marco en el que transcurren estas fiestas es tan kitsch, tan chabacano, que cuesta dar crédito a tus ojos cuando acudes por primera vez, y merece la pena ir sólo por eso: en el tinglado del resguardo fiscal de la Guardia Civil portuaria, rodeados de lanchas de contrabando apresadas y coches de lujo incautados, montan unas barras, unas parrillas, unas larguísimas mesas y un enorme escenario donde hay actuaciones musicales y bailan gogós semidesnudas al compás de la música que atruena por el equipo de sonido alquilado para la ocasión. Resulta muy gracioso ver a los agentes de la benemérita de uniforme bailando como curtidos "ravers" terminales los últimos hits de Bustamante o Anastacia. Ayer pasamos por allí mi jefe y yo, volviendo de aclarar una movida con un cliente, y tenían montado el dispositivo pertinente cuando intervienen un alijo de drogas: el contenedor abierto con la mercancía ilegal dentro; en un pupitre de esos de escuela había sentada una mujer con bata blanca (una farmacéutica o química) con su kit de potingues C.S.I. analizando muestras; una báscula donde agentes de paisano pesaban los paquetes mientras lo que podía ser un juez o notario (porque era el único trajeado) tomaba buena nota de todo. Y había un agente de paisano, orondo y con cara de malas pulgas hablando por el móvil; y no se me ocurre otra cosa que decirle: "Dejad un fardo ahí para mañana". A mi jefe se le heló la sonrisa en la cara y el picoleto me aguantó la mirada un buen rato con mucha hostilidad. Ay señor, que poco sentido del humor tienen nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado… Y como les gustan tan poco las bromitas, me pregunto qué les parecería si hoy un comando de civiles insurgentes nos apostáramos esta tarde a la salida del puerto y les hiciésemos soplar a ellos por una vez, sabiendo el lamentable estado en que acostumbran a retirase de estos actos los muchachos del "Todo por la Patria".

- El sábado estoy invitado por la tarde a otro fiestorro que promete mucho. Es una historia muy larga de contar, pero resumiéndola mucho diré que la mejor amiga de una muy buena amiga mía de Benidorm, tiene un negocio muy próspero y es, para qué andar con rodeos, millonaria. Tiene una mansión de los que sólo se ven en las películas, una auténtica "Xanadú" con gimnasio, piscina, bar, jacuzzi, y no sé cuántas habitaciones (cuando dejé de contarlos llevaba 6 cuartos de baño contabilizados durante la visita guiada que me hizo mi amiga por la casa cuando la pisé por primera vez). Lo curioso es que es una chica joven, muy maja, nada pija ni creída (aunque tendría razones para estarlo ya que es físicamente un cañon: rubia, guapísima y muy, pero que muy, bien dotada; vamos, como si la mansión Playboy la hubiera heredado la playmate de abril). Pues resulta que esta amiga va a montar un fiestón por todo lo alto, con la actuación de un grupo de rock local que ya goza de cierto prestigio y tiene un CD en el mercado (ha pedido incluso un permiso al Ayuntamiento para la fiesta y el concierto) y con un DJ profesional pinchando antes y después del concierto. Según me han dicho hay invitadas unas 200 personas, y mi amiga y yo nos hemos comprometido a ir a media tarde para ayudar con los preparativos del sarao. Ya os contaré como acaba mañana la cosa.

- Y el domingo me subo con V. a tierras catalanas, ya que ella va a estar por aquí este fin de semana para ver a la familia y los amigos. Estaré un par de días practicando el "neovalenciano" y cuando vuelva aquí estaremos inmersos en la organización de los fastos por la inminente formalización de la mágica relación de nuestros queridísimos Aprilia y Delrieu. ¡Enhorabuena, camaradas!

Bueno, lo dicho, ya contaré a la vuelta y a ver si pongo las putas fotos que lo mío con la informática es de juzgado de guardia, coño.

2 comentarios:

J-vol dijo...

Sobretodo no dejes de poner la foto del fardo de coca ,(ahí pinchastes en hueso),y la de la amiga,rubisima y riquisima y estupendisima.
Cuida't el fetxe!

Silviqui dijo...

Jo que programa más intenso...y que envidia más sana