martes, agosto 08, 2006

Regreso a Itaca

Capítulo Primero

Tensión, rechazo, desconfianza, excitación, ilusión, curiosidad…¡¡¡PuNzAdA eN eL eStÓmAgO!!! despertar del letargo, desoxidar las articulaciones, sueños, MIEDO!!!

Todas estas sensaciones experimenté aquella noche de Noviembre cuando desplegué aquel maldecido mapamundi sobre el piso del salón de mi casa…al explorar sobre el papel cualquier diminuto rincón perdido de este nuestro malquerido planeta, mi espectro se tele-trasportaba “inso-facto”, imaginando su geografía, paisaje e imágenes, a través de mi insatisfecha cabeza… Aunque ocho letras se quedaron impresas en mi mirada por encima de cualquier otras: LIBERTAD.

Seis meses empleé en la reconfortante labor de preparar un viaje que me conduciría a través de los 5 continentes de nuestra Pacha Mama. Mi amigo Ricard respondió afirmativamente a la proposición indecente que le lancé…el viaje daría comienzo en verano, aquella supondría una presentación formal, pues ni yo conocía el Mundo, ni el Mundo sabía nada de mí.

Era la oportunidad de dedicar tiempo de verdad a las pequeñas cosas que llenan mi vida…escuchar a los grandes de la música, escribir, componer, viajar, tratar de leer mas, aprender idiomas, vivir…
Esas pequeñas aficiones y placeres que todos poseemos y relegamos a un rincón cada vez mas pequeño de nuestra agenda, a una menor medida de dedicación en nuestro tiempo; hasta el punto en el que olvidamos nuestras habilidades, nuestras destrezas, hasta que nos rendimos exclusivamente al hoby universal del trabajo, la televisión , la pereza…¿cuantos campos de fútbol se podrían llenar? con los versos, acordes, ideas, cartas...; creaciones originales que hemos abandonado en la papelera por desconfianza a nuestro talento y a nuestro impulso natural por escapar de la monotonía. Huir de todo aquello me tentaba, incluso la idea de dar una gira mundial como músico, o es que acaso solo pueden hacerlo las pseudo-estrellas adulteradas de la MTV.

Mi tradicional compañero de aventuras se vio obligado a confirmar su baja de la expedición dos meses después; y ante la solitaria candidatura de mi “sombra” para suplantar a Ricard, me ví en la obligación de emprender la marcha en solitario.

Las horas quemadas trabajando en el bar fueron liviano pago por la osadía de intentar aquella Odisea…; los días pasaron raudos, el viernes 21 de Julio partía rumbo al FIB con mi compadre Fernando (uno de los grandes donde los hayan)…aquellos días que se sucedieron fugaces y traviesos, supusieron una coctelera de emociones: miedo, amistad, diversión, ansiedad…un océano de sentimientos que naufragaban a la deriva en aquella eterna despedida que me sobrevino; hasta que llegó el Martes 25, y partió aquel tren desde Barcelona con rumbo a Turín.


Una muchacha llamada “Italia” me recibió en la estación… hermosa, singular, elegante en el vestir, engreída y prepotente, de tez y cabello moreno, mirada de serpiente y una eterna sonrisa enredada entre la comisura de los labios..

CONTINUARÁ

5 comentarios:

Cripema dijo...

Bienvenido Juantxo. (al blog y a la terreta)

Al final de tu bonita narracion me ha parecido ver un CONTINUARA... ,
Se que el roce hace el cariño y que el que va con un cojo al año cojea, pero por el amor de Dios! no sigas el estilo micropeniano de las sagas nordicas! Que con uno ya tenemos bastante!!!

No lo digo por mi, a mi me divierten esos post de hora y media y tres dias para saber el desenlace ,lo digo por los miles y miles de lectores que nos leen a diario...
:)

Lola dijo...

Acabo de empezar a ser una de las miles y miles de lectora que os lee a diario... estoy intrigada. Mañana más?? ejem

Micropene dijo...

Bienvenido a bordo, compadre.

Mr.Celofan dijo...

Como uno de los miles y miles de lectores que os leen casi a diario, he de decir que las Sagas Nórdicas de Micropene son... digamos únicas.

Lo cierto es que la historia de Juantxo parece de lo mas interesante, por lo que yo le daría el beneficio de la duda y la posibilidad de continuar, como muy bien dice al final de su post.

Si vemos que la cosa no cuaja, nos lo cargamos y punto.

He dicho.

Prospero dijo...

Animo Juanxo, aunque se como acaba me ha gustado mucho tu post ;)

Saludos!