lunes, diciembre 11, 2006

Que se mueran los tristes

Leo en un fanzine viejo que tengo por casa una interesante entrevista al dibujante de cómics Miguel Ángel Martín. He sido infiel seguidor de la obra del genial leonés y siempre resulta curioso leer sus opiniones sobre este mundo que nos ha tocado habitar. En una de las preguntas le pedían su opinión sobre el estado del underground español, y él –frío y cortante como sus viñetas- contestaba algo así como que echaba en falta más fanzines cañeros, que su lectura provocara reacciones, porque la prensa y la comunicación alternativa (prefería esa palabra a underground) se había convertido en un reducto de llorones atormentados, quejándose todo el día de lo mucho que sufren, de dolores que nacen de muy adentro y todas esas monsergas; y todo muy poético y muy pomposo, y de una cursilería que le daba náuseas.

No podría estar más de acuerdo con él. Y es que no entiendo como puede la gente ir por ahí contando sus miserias y sus males de amores, autocompadeciéndose y escribiendo patéticos poemas, y dando la brasa a todo cristo, hombre, ya…

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ja, ja, ja, ja! Buena forma de exorcisar los propios demonios...

Cripema dijo...

Me abuuuurroooooooo
:)

zen-cerro dijo...

Jajaja. Estás hecho un cachondo impenitente, micro. Pero es final de año y nos da como un aire raro...a todos.

un saludo