martes, febrero 13, 2007

Cuddle Party


Esta mañana en una de mis lecturas frívolas de cada día me he desayunado con una perlita informativa sobre una de tantas de esas cosas que los europeos copiamos de nuestros vecinos del otro lado del Átlantico.
Se trata de las Cuddle Parties, lo que a la traducción viene a ser "Fiesta de los Mimos o Fiesta de los Abrazos".
Pues resulta que a nuestros amigos de ultramar no les bastaba con las clases de pilates, de yoga, la musicoterapia u otras disciplinas "para el cuerpo y la mente" que ya se desarrollan en nuestra querida España, no.
Resulta que en la vida ya no hay tiempo, hay que trabajar el doble para vivir y pagar las deudas y la gente está estresada hasta la médula.Montones de estudios hablan de las nuevas enfermedades de las nuevas generaciones: ataques de pánico, paranoias, miedo, ansiedad. El tiempo es el enemigo. Ya no hay tiempo para nada. La gente no tiene tiempo para pasar un rato con un amigo, tocarse, o disfrutar tranquilamente con tu pareja sin hablar y en posición postcoital. Como decía el articulo ya no se folla, se torea. Dos cornadas y la faena está completa. Y llegan los terapeutas para hacer la vida un poco más amena, sólo un poco, como para que el suicidio siga siendo una opción y no una necesidad.
Y de todo esto, aparecen en Europa (de momento sólo en la capital del reino -Bruselas-) importadas de las cosmopolitas L.A. o N.Y , las Cuddle Party donde un máximo de 15 o 20 personas se tumban en pijama en una colchoneta y se disponen a tocarse y acariciarse haciendose mimos ante la mirada del/a terapeuta que va controlando que la situación no degenere en una bacanal. El sexo está prohibidisimo por supuesto. Se pueden dar besos, pero hay que preguntar primero, y ante la duda, recomiendan decirle al compañero que no, que no procede.
Hay algunas normas, como la de la vestimenta, que debe ser taxativamente un pijama (no vale ni un chadal ni unos pantalones de deporte) pero eso sí, el pijama no puede llevar escote, ni tener transparencias ni cualquier otra cosa que incite a algun compañero/a a ponerse burro/a.
El coste de la sesión suele rondar los 15 euros aproximadamente y las sesiones suelen durar 2 horas. Auguran que no tardará en llegar en España.
Ya lo sabeis, si alguien se siente falto de cariño, en poco tiempo podrán unirse a una de estas Cuddle Party y disfrutar durante algo más de dos horas sintiendose querido, y todo ello por el mismo precio de dos copas en cualquier bar fashion.
Yo de momento, mis quince euros, me los seguiré gastando en dos copas, y si pueden ser en otro sitio mas barato y ser tres, mejor que mejor.

2 comentarios:

vainilla dijo...

pues yo tambien prefiero gastarme los 15 € en copas

Micropene dijo...

Yo esta semana necesito más que nunca una Pijama Party de ésas. O, ya puestos, mejor sin pijama, a pelo, como si no hubiera Dios...