miércoles, marzo 07, 2007

Zoofilia(ción)

Estoy empezando a creer que en alguna encarnación pretérita debí ser por fuerza un ave, y todavía voy arrastrando las secuelas:
Como ya dije en el post anterior, mareo mucho la perdiz. Hago mucho el ganso y me muevo como un pato. Soy un pavo que por las noches se vuelve buitre. Hablo como una cotorra, pero me repito como un loro. Voy de gallito pero luego soy una gallina y escondo la cabeza como un avestruz. Me deslumbra el brillo como a un cuervo, pero luego paso como el cóndor. Como (ahora) como un periquito, pero cago más que una paloma. Y creo tener la vista de un águila, pero estoy más ciego que un murciélago (ah, no, que éste no es un ave, que es un mamífero).

En resumidas cuentas, ¡menudo pájaro estoy hecho!

2 comentarios:

vainilla dijo...

Y cuando estás ciego como un muercielago das el cante más que un jilguero

Cripema dijo...

Sí, un pajarito de ala corta estás tú hecho..