jueves, abril 12, 2007

El halcón callejero

En la fotografía de abajo se puede apreciar al Peatón Fantasmón en su desesperado intento por dejar de serlo cuando antes. En un desolador circuito postapocalíptico en Orihuela (pueblo alicantino de la Murcia ocupada), rodeado de grúas y camiones abandonados, que no los querrían ni para el atrezzo de Mad Max, anocheciendo y empezando a chispear, un pobre diablo sobre ruedas realiza slalom libre (demasiado libre), desoyendo las prudentes indicaciones de su monitora.


La foto fue tomada por mi queridísima "amiga", que está demostrando tener más paciencia que una santa, la bendita. Y el hecho de tener que desplazarme estas tardes a una hora de coche de Alicante para sólo 45 minutos de moto es por un chanchullo de los míos (el circuito pertenece al autoescuela de la "ex" de uno de mis hermanos).

Si por un casual mañana apruebo, por favor los próximos cien días, con sus cien noches, encierren a sus niños en casa, lejos de carreteras y caminos, acoracen sus vehículos y crucen los pasos de cebra provistos de armaduras de kevlar o cualquier otro tipo de blindaje. Es por su seguridad y la de todos.

Y prometo no dar más por culo con la dichosa motito.

2 comentarios:

Cripema dijo...

Aprobarás como buen autista que eres...La mama lo sabe.
Por si acaso te pondremos unas velas a Santa Rita o le llevaremos unos huevos a Santa Clara.... ¿o eso era cuando uno se casa? Da igual, vas a aprobar. Guardate unos euritos para pagarte unas cervecitas mañana para celebrarlo...

Mr.Celofan dijo...

¿ En la privincia de Barcelona también hemos de tomar esas precauciones ? ( me refiero a lo de encerrar a los niños en casa y tal ).