jueves, mayo 03, 2007

Un fantasma recorre Europa

Durante los últimos 11 días de vacaciones que disfruté el pasado año, estuve leyendo intensamente a y sobre Karl Marx. Figura histórica no suficientemente ponderada, cuando no denostada, cuyo influyente pensamiento acarreó unas mejoras sociales de las cuales nos beneficiamos aún hoy en día la clase obrera, sin rendir el debido agradecimiento al sabio de las barbas guarras. Y que conste que clase obrera somos todos (bueno, casi todos), aunque le duela reconocerlo al yuppie trajeado que va con su blackberry y su portátil de aeropuerto en aeropuerto; porque una persona que tiene que ponerse el despertador todas las mañanas laborables para ir a crear una riqueza de la que no se beneficia más que en una mínima parte, sin ser dueño de los medios y herramientas necesarios para generarla; por mucho que le incomode el término es un “obrero”. Y lo seguirá siendo hasta que no dé el salto (si es que puede permitírselo) al bando del, reconozcámoslo ya, enemigo: los empresarios; aquéllos para los que otros se lo guisan y ellos se lo comen. Y algunos, francamente, demuestran tener un apetito voraz, sino insaciable.

Aquellas lecturas me inspiraron la idea de escribir un macropost de los míos (es decir, insufriblemente largo y plúmbeo) en el cual verter mi particular -y subjetivisíma- interpretación del marxismo. Pero mi ajetreo habitual hizo inviable tan titánica tarea y aparqué temporalmente la idea. Y me debió pasar como tantas veces en los parkings de los hipermercados, que después no recuerdo dónde he aparcado, porque había olvidado el asunto por completo. Hasta que el pasado martes, primero de Mayo, paseando con mi señora por las ramblas de mi ciudad, nos cruzamos con una ¿manifestación?, ¿celebración?, ¿simple murga? sindical, que desfilaba precedida por un combo de dolcainas (¿dónde está la “c trencada” en este teclado?) y tabalets que interpretaban con irregular pericia el inevitable hit proletario, La Internacional.

Esa música me ayudó a encontrar el coche, y me volvió a rondar el tema de escribir el tocho dedicado al autor del mayor tocho inextricable de la historia de la literatura universal: El Capital (que contiene párrafos que no le andan a la zaga a aquél legendario galimatías de su primo lejano Groucho: “La parte contratante de la primera parte…”). Y ese primer día de Mayo hubiera sido perfecto para escribirlo y colgarlo aquí, pero me fue imposible por diversos compromisos y porque semejante empresa requiere tiempo, sosiego y clarividencia; y últimamente no ando muy sobrado de ninguno de ellos.

Así que ya están amenazados de que en cualquier momento emborronaré esta misma pantalla con los churretones de mi diarrea mental, y les haré hervir la sangre con mis ínfulas de intelectualoide de garrafón, que se cree capaz nada menos que de reinterpretar aquí, con cuatro tonterías mal hilvanadas y algún que otro chascarrillo bobo, el magno pensamiento del sabio renano, al que –insisto- tantísimo le debemos. Y sin embargo no veo yo que lo saquen en procesión, como hacen con el otro humanista protomártir; con el que el fundador del comunismo tiene en común algo más que la barba; mucho más de lo que la gente quiere creer (a pesar de su célebre sentencia de que tener fe en el nazareno no era más que “opio para el pueblo”).

Hala, ya pueden seguir con sus quehaceres de lumpenproletariat desmemoriado.

6 comentarios:

Gilito dijo...

Así me gusta, que te diviertas.

Por cierto TanCansado es el web nº 2 en Google cuando buscas "hidroxizina diclorhidrato" (el atarax aquel)y el numero 3º cuando pones "coprofilia".

Eso valdrá dineritos, no... no?

Mr.Celofan dijo...

¿ Paseando con su señora por las ramblas ? como hemos cambiado ( para bien ). Espero ansioso su tesis, tavarish.

Anónimo dijo...

Sinceramente: Si llegas a fin de mes sin tener que esperar para comprar nada que REALMENTE NECESITAS, tu no eres un obrero. No me toques los cojones. Tu vives como Dios. Eres el postizo de la clase que tanto "odias", porque realmente te falta muy poquito para llegar a ella.
Anda, pásate por la casa de un obrero de verdad, mira lo que comen, cómo viven, y luego hablas,pijo bocazas.

Cripema dijo...

Puedes proponer que el año que viene en "la mani" del 1 de Mayo saquen una figurita de carton piedra de Marx como si de una procesion se tratara....Igual hasta iba mas gente! Yo iria...

Ah! y estoy de acuerdo, Micro es una bocazas, y un loco e incluso un poco subnormal....pero pijo, lo que se dice pijo....... mmmmmm dejadme que lo medite...

Gilito dijo...

"NO DAR DE COMER A LOS TROLLS"

Vladimir Illich dijo...

Ansioso por esperar ver su tesis, aunque creo que no hay muchas novedades acerca de lo fundamental: la incapacidad de la oligarquía financiera transnacional (a propósito, que está bien arraigada en EEUU y las uropas) de garantizar su reproducción ampliada, a mas que no sea a costa de grandes capas de la población - incluída la mayor parte de la burguesía, temerosa de toda revolución social y los grandes capitales que la expolian
-, y especialmente de la clase obrera, cuya espada de damocles para cortar el nudo gordiano de las contradicciones del modo de producción, necesita de su mejor arma: el partido de la clase obrera, que marche al frente de todas las clases que se oponen al capitalismo realmente existente, es decir el neoliberalismo...