martes, julio 10, 2007

Neguentropía

Ayer por la tarde estaba leyendo ¿Qué es la vida?, libro del físico vienés y cuántico Erwin Schrödinger, que aunque está escrito a mediados del pasado siglo XX (realmente es la publicación, previamente revisadas, de unas conferencias suyas), ya hacía grandes aportaciones a una rama de la ciencia que no era la de su especialidad: la Biología. Y todo porque aplicó las leyes físicas de la termodinámica a la vida, ya que consideraba que ésta no escapaba a su influencia. Especialmente a la de su segunda ley, la de la entropía, o la tendencia de los sistemas aislados a desordenarse aleatoriamente sin la intervención del exterior.

Y refería algo aún más curioso, la neguentropía, o entropía negativa, que es la capacidad de autorregulación de un sistema para restablecer su orden interno, robando orden de sistemas colindantes (o más bien regalándoles sus excedentes de entropía).

Pues un claro ejemplo de neguentropía es mi vida en los últimos meses, desde que me fui a vivir con mi pareja y su hijo a su preciosa casa. Yo me he tranquilizado mucho y he reorganizado bastante mi alocado ritmo de vida (el merecido descanso del guerrero), pero a costa de desorganizarles un poco su sistema, de alterarles bastante su tempo vital y de llevar a casa cada tarde buenas raciones de entropía sobrante en mi sistema.

Muchas gracias a los dos por soportarme.

1 comentario:

vainilla dijo...

parece que poco a poco vamos poniendo orden a nuestras caóticas vidas. ¿dejaremos de ser lo peor de cada casa?