martes, julio 03, 2007

Viaje a la Alcarria

Aquí van unas afoticos del fin de semana en la concentración motera. Como me enrollo siempre mucho y estoy tannn cansado, me limitaré a unos escuetos y estúpidos pies de afotos.

La hormiga atómica y Sra. tomando tierra. Nótese la poca pericia del Sr. Atómico maniobrando su borriquito acerado.


Como estamos demasiado viejos y cansados para acampar (qué coño y porque, como dijo el sabio, somos unos pijos bocazas) nos agenciamos una casita rural dentro del complejo campista donde tenía lugar la concentración. Esta imagen ilustra la sobremesa etílica del sábado, de cháchara con algunos de los ex-Muchachos, y sin soltar el vasito a pesar de los estragos de la metaresaca de la noche anterior.



Foto de familia posando junto a Juggernaut, justo antes de partir de vuelta el domingo. Como en toda buena familia, en esta no podía faltar su tonto, y aquí se le puede apreciar besando un nogal, por no sé qué idiotez de comunión mística con la Madre Naturaleza, o de transferencia energética con la Pacha Mama, o de intoxicación alcohólica...

2 comentarios:

Triki dijo...

Tenéis la misma apariencia de los bears en el Orgullo Gay en Madrid. Lo que demuestra que en el fondo la estética no es más que eso, estética.

Té la mà Maria dijo...

hemos pasado un buen rato, felicidades