lunes, agosto 06, 2007

Nuestra Hospitalidad

Con este título el artista Rodrigo Alonso ha organizado una exposición en el Espai d'Art Contemporani de Castelló en la que participan propuestas de diversos artistas como Claudio Zulian (Italia), Gregg Smith (Sudáfrica), Liliana Basarab (Rumania), Oriol Guillen Arruebabarrena (Cuba), y Milena Bonilla (Colombia).

Aquí os dejo un fragmento en el que explica de que va la cosa:

"Nuestra Hospitalidad es un proyecto expositivo diseñado especialmente para Castellón, que está compuesto por instalaciones y vídeos creados a partir de la interacción de un grupo de artistas extranjeros con los espacios, las situaciones y la gente de la ciudad. Toma su nombre de la película homónima de Buster Keaton, una mirada irónica a las rivalidades y los rencores insensatos, que en España se conoció con el nombre de La Ley de la Hospitalidad.


El punto de partida es una investigación sobre la ciudad, sus habitantes y sus visitantes –ocasionales o permanentes– desde el concepto griego de hospitalidad, recuperado recientemente por la filosofía contemporánea. Siguiendo esta idea, las obras de la exposición han sido creadas a partir de colaboraciones e intercambios con los habitantes de Castellón, poniendo en funcionamiento toda una serie de flujos y vínculos sociales, culturales, personales y emocionales. Por otra parte, la propuesta busca descubrir una imagen diferente de la ciudad, gracias al aporte de esas miradas foráneas que llegaron a Castellón buscando colaboración, reciprocidad y abrigo."

Liliana Basarab (Galabi, Rumania, 1979) se propuso explorar la creatividad de la gente a través de un concurso de diseño. Influenciada por su visita a la ciudad en la semana de la Fiesta de la Magdalena, Basarab solicitará a diferentes grupos sociales –niños, inmigrantes, estudiantes universitarios– que conciban un traje que encarne los valores de la hospitalidad. Los dibujos y maquetas de los trajes serán exhibidos en el EACC y habrá una votación entre el público para decidir cuál es el favorito. El público podrá también diseñar su propio traje, si así lo desea. Basarab confía en que la participación de la gente servirá para expandir el sentido de la hospitalidad hacia ámbitos insospechados.

El caso que que, como ya comenté en un post, envié una propuesta por email a esta especie de concurso cuyo premio era la confección tridimensional del traje y, curiosamente, me seleccionaron como ganador (!).

Aqui os dejo las fotos de la re-interpretación de Liliana de mi propuesta, la cual formalmente mejora, pero que ve ve desdibujada conceptualmente por la posición y actitud de los maniquies.







5 comentarios:

Cripema dijo...

Que no, que no se ha entendido. Una idea genial mal desarrollada.La posición de los maniquies (de espaldas),el vestido tan estilizado, incluso el color (el original era en naranja)E incluso de los dos bocetos, yo hubiera cogido la camiseta para abrazar ( más infantil tal vez, pero más cálida, con más poso)

Me sorprendió observar (bueno, en realidad sorprenderme, poco) que el premio del público fue para el vestido con mas colorines de toda la muestra.
Como me dijo nuestro amigo (y artista) Delrieu, un día al hilo de mi gusto por Kandinsky: "si lo que te gustan son los colorines, te puedo regalar un parchís"
jajaja este Delrieu...

Micropene dijo...

Para empezar, el entorno de la puesta en escena no resulta nada acogedor ni hospitalario; es más bien hosco y tétrico. Y a ese maniquí decapitado y en pose enfurruñada, más que mi hospitalidad le brindaría una buena ensalada de hostias y escupitajos.

Enhorabuena por el premio, Gilito. La mamá está muy orgullosa.

xavalin dijo...

Eres un puto genio

aprilia dijo...

yo estoy con cripema....la liliana esa no se ha enterado de nada.
Crea distancias absurdas cuando se trata de abrazar o de estrechar la mano.....
vamos a ver liliana qué no has entendido hija???

vainilla dijo...

La performance deja mucho que desear. El diseño original me parece magnífico. Congratulations