martes, mayo 13, 2008

B.M.W. = Beethoven, Mozart y Vivaldi

Leí por ahí el otro día que escuchar música clásica nos hace consumir más. La razón que aducía el estudio era que esas melodías hacen sentirse al oyente como más sofisticado y elevado, y a la hora de comprar no se privará de elegir los productos mejores (o de mayor precio, que ambas cosas no siempre van unidas). Vamos, porque él/ella lo vale... Y lo dice un tío tan sofisticado que hasta fuma en pipa (y porque no podéis escucharme, pero ahora mismo estoy tarareando La Patética de Tchaikovsky. Tú sí que eres patética, mari...).

Eso explicaría que en casi todos los anuncios televisivos de automóviles de alta gama (fijaos, no falla), suene como fondo musical algún adagio sinfónico o aria operística. Cuando no, una pieza remozada tecnológicamente o incluso creada ad hoc para ser interpretada en el spot soplando tubos de escape, frotando limpiaparabrisas y percutiendo tapacubos.


2 comentarios:

Guile dijo...

Los temas new age de los anuncios de coches me ponen los pelos de punta, mucho más que los de clásica, pero nunca encuentro esos temas en el emule, una pena...

Harry dijo...

En todo caso la musica "clásica" (valgan algunos New Age y BSO) denotan sotisficación como bien dices. No hacen consumir más, aunque desde luego estamos dispuestos a pagar más por algo sotisficado. Cosas que tiene la naturaleza humana.

Antes con una tía en bolas sobre el capó era motivo suficiente.