lunes, octubre 20, 2008

Radio noctámbula

En mi pasado cumpleaños me regalaron un reproductor Mp4 (muchas gracias, Raquel/Bienve). Aún no doy crédito a que un aparato tan ligero y minúsculo ofrezca tantas posibilidades técnicas. De hecho, me asusta un poco el cacharrito éste.

Muchas noches lo utilizo para escuchar cualquier sonido que mantenga alejados de mi mente los pensamientos nocturnos, que -al menos dentro de mi cráneo- no suelen ser muy halagüeños. La oscuridad es mala consejera. Y darle al coco con nocturnidad y alevosía es la puerta grande al insomnio.

Así que me pongo mi Mp4 y suelo escuchar archivos musicales (que tuvieron a bien cargarme antes de entregármelo, porque sigo siendo una nulidad tecnológica), pero alguna que otra vez sintonizo la radio.

Pues no sé qué emisora dejaría anoche sonando cuando caí rendido, pero al rato me despertó sobresaltado una algarabía gritando cosas como: “¿le chupaste el coño?”; “le comí la polla”; “enhorabuena por el programa, sois la puta hostia”; “tócate el potorro”; “follamos toda la noche”; y muchas más delicadezas por el estilo.

Pensé que seguía soñando, porque no me cuadraba algo así flotando en la ondas hertzianas que se dispersan sobre esta península, pero luego escuché una cuña en la que se vanagloriaban de ser “el programa que no se atreven a hacer las otras cadenas”. El nombre no lo recuerdo, pero la emisora era Europa, o algo así, y lo presentaban una señorita y un gañán.

No creo que repita esta noche porque ya he dicho que es sosiego lo que busco a esas horas, y con tanto coño y mamada no hay quien se relaje.

¿Qué habrá sido de aquel mítico Hablar por hablar, donde los insomnes y los del turno de noche descargaban sus miserias a un auditorio de noctívagos morbosos? ¿Acaso corren malos tiempos para la lírica?

[Veo aquí arriba que ha bajado nuestra cotización. ¿Cómo va esa mierda? ¿Cuando baja la bolsa nos sube el escroto? ¿O cuantos más tacos escriba, mejor, como en la radio, hostias ya, copón...?]

1 comentario:

Guile dijo...

Hola, se puede decir paja, bueno, una paja antes de dormir, es mejor que el prozac, o un lexatin y escuchando esa emisora... el somnifero de los pobres supongo...