miércoles, noviembre 05, 2008

Temp-Jockey

Viendo el por culo que doy con el aire acondicionado en casa, con cuyo mando a distancia no me aclaro ni en verano ni en invierno (¿otoño?, pues tócame el coño); he decidido sacar ventaja de este handicap y ya estoy confeccionando el currículum que enviaré a todas las discotecas ibicencas de cara a la temporada estival 2009-2010.

Como esa gentuza ya no sabe qué inventar y en las discotecas más moderniquis ya tienen, aparte del inevitable pinchadiscos, su Light-Jockey (ésos que van churruscando córneas con sus vistosos láseres y que acompasan los juegos de luces con la música que va sonando) y su Video-Jockey (los que proyectan chuminadas por las paredes); pues ahora quiero imponer la moda del Temp-Jockey.

Seré el nuevo amo de las noches ibicencas, adecuando la temperatura de las salas a los golpes de calor del MDMA. Me haré llamar TJ Fahrenheit, o TJ Freeze, o alguna chorrada por el estilo, y estaré en mi cabina termoaislada, armado con media docena de mandos a distancia (ya sabéis que soy un garrulo tecnológico, así que queda descartado un cuadro de mando informatizado), cada uno de una marca distinta: Carrier, Fujitsu, LG... con los que iré combinando temperaturas extremas y humedades relativas sofocantes, para que no se me duerma la peña o evitar lipotimias.

Ya me estoy viendo en plena fiesta de la espuma, lanzando mi terrible Siroco para que no se resfríen las guiris: ventiladores a todo trapo estufando una flama bochornosa. O cuando los otros Jockeys hayan caldeado lo suficiente el ambiente me desmarcaré con un Kamikaze (viento divino), o una Escarcha, o un Frío del copón.

Además, al paso que voy, para el verano ya estaré cojo, y ya se sabe que un tullido siempre da un toque exótico en estos ambientes canallas. O si no, me pongo un parche en el ojo, como Falconetti. O ya se me ocurrirá algo extravagante.

Reíos, reíos, pero ya os acordaréis de mí cuando estéis en la sofocante pista de Pachá, sudando el exceso de alcaloides y echéis de menos a vuestro Temp-Jockey para que os refresque la pájara.

Fíjate tú, que patentaría la idea si no fuera porque es una solemne gilipollez.

3 comentarios:

Mr.Celofan dijo...

Este verano estuve en Ibiza, y en Amnesia había personal que se dedicaba a darte chutes de oxígeno por vía oral.

Podrías tener una relación simbiótica con ellos e ir a medias en el negocio.

En la verificación de palabra me ha salido " beladred ", no quiere decir nada, pero suena bien ( así, sin venir a cuento ).

Guile dijo...

Acabo de hablar con mi jefe, a sustituido su fabuloso cronotermostato de la caldera por un avanzado sistema digital consistente en una llave de la luz normal y corriente, cero o uno, o enciende la caldera o la apaga, nada de regulación térmica ni crono controlada.

Guile dijo...

el a sin h se me Ha colado, lo siento por ensuciar el blog con mi penosa horto - jafria, en dos palabras.