martes, julio 14, 2009

Yo he venido aquí a hablar de mi libro

Me he tenido que ausentar de aquí una temporadita, pero creo que ha sido por una mala causa: acabar de una puta vez mi libro. Misión cumplida.

Sí, amigos, en uno de mis arranques de prepotencia mesiánica me creí capacitado para escribir una novela. Me proponía crear una obra que desestabilizara el Establishment literario, y ahora mismo ya me conformaría con que estabilizara alguna mesa coja.

Me preguntaban el otro día si sería novela negra, novela rosa… y les dije que la mía era más bien una novela marrón.

Pero bueno, ya está hecha. Menudo parto. Y encima me ha salido la criatura deforme. Y no es por decir, ya que a causa de mi peculiar planificación, los altibajos autoestimativos, el férreo plazo impuesto a mí mismo, y un sinnúmero de gilipolleces concomitantes, el resultado ha sido… cómo expresarlo… digamos que iba para churrigueresco y se quedó en chuchurrido.

Con decir que me pilló el toro (que por algo estamos en sanfermines) y el remate fue un tanto especial. Podría aducir que el ordenamiento de los capítulos se realizó siguiendo el método compositor de la música aleatoria, pero la verdad, como [casi] siempre, es mucho más prosaica: se barajaron al buen tuntún porque me cerraba el encuadernador. Y ahora no me atrevo a releer mi copia para no llevarme sorpresas disgustosas.

Calculo que ya debe haber llegado a las manos que han de juzgarlo severamente (por supuesto, el vil metal esta detrás de todo [esto]), y yo me he quedado como siempre me pasa; que en vez de estar contento de haber escrito un libro, por muy mierdoso que sea, la sensación es de frustrante necesidad de pasar página y no querer saber nada del asunto en una buena temporada, y todo por culpa del chapucero fin de fiesta: las cornadas del tiempo (hay quien dice que mata el tiempo y en mi caso es el tiempo el que me mata a mí), los subterfugios del talento de secano, las improvisaciones, la conspiración de la inspiración, el autoengaño…

¡¡A la mierda!! ¡¡Váyase usted a la mierda!! Ah, no, que ése era el otro…

5 comentarios:

Gilito dijo...

si es la mitad de bueno que tus entradas en el blog a mi me vale ;-)

Tengo ganas de leerlo y ponerlo en mi estanteria de libros del WC

Cripema dijo...

Venga venga pasamelo que te lo critique, sabes que seré despiadada y cruel o al menos intentaré serlo como siempre ;-)

Harry dijo...

Tiene nombre el mozalbete?

vainilla dijo...

con que iguale la calidad de tus relatos cortos será suficiente..enhorabuena por el parto!

J. dijo...

Cuenta algo más hombre...que nos has dejado con el intringülis.....