martes, septiembre 29, 2009

Gota fría

Hoy me he levantado tontorrón, como el tiempo. La verdad es que no atravieso un buen momento, así que permitid que me desahogue un poco aquí. Que os abreaccione encima.

Micropene Senior apura sus últimas horas entre nosotros y está resultando un trago duro, largo y penoso. Aunque, por espantoso que resulte, casi es preferible así que una muerte no anunciada. Un colapso fulminante que te impida decir esta boca es mía, atar cabos y saldar cuentas. No poder despedirte y decir esas cosas que, por parecernos tan obvias, nos ahorramos generalmente, dando por sentado que habrá ocasiones mejores para expresarlas. Y que nosotros estaremos ahí para poder hacerlo.

Pero si ya resulta escalofriante conversar con una persona que está más allende que aquende, y que encima lo sabe, pues mientras todo se le rinde, el órgano acorazado le funciona óptimamente (salvo la inevitable zarabanda puntual producto del cóctel de opiáceos y demás naturaleza procesada); si encima es alguien a quien quieres y admiras tanto, como es un padre, la experiencia resulta abominable.

Las personas con sensibilidad para apreciar lo bueno y bello de la vida, sufren el regalo envenenado de tener esa misma facultad agudizada inversamente proporcional para lo malo y feo. Si te da un arrebato de síndrome de Stendhal al admirar una capilla florentina, espérate a pisar un cementerio o un campo de batalla…

Y así estamos, tropezando con mi ánimo a cada paso. Con el conflicto mental de desear su liberación, asumiendo lo que eso significa.

Joder, qué rara se ve la gota fría a través de las lágrimas.

Lo siento mucho.

jueves, septiembre 24, 2009

Si yo tuviera tetas...

... anda que iba a salir a la calle. Me quedaría todo el día en casa jugueteando con ellas.

¿Qué hombre no ha pronunciado esta frase alguna vez en su vida?

Pues he de deciros que ahora que he engordado mucho y me han salido tetitas (¿una 85?), lo he probado y no es para tanto.

miércoles, septiembre 23, 2009

LeatherFacebook

Hostias, tengo que actualizar mi bodycount*, y ver si Freddy y Jason me han dejado algo en el tablón.

*recuento de víctimas

martes, septiembre 22, 2009

El rey Mi[er]das

Según la mitología griega, el rey de Frigia, Midas, recibió el don divino de convertir en oro todo lo que tocara. Lo que puediera parecer el sueño de cualquier avaro, pronto se tornó pesadilla, y Midas pidió se le librara de dicho don, dado que no podía ni comer pues los alimentos se doraban al contacto. Se le concedió.

Según las leyendas urbanas, el rey Mi[er]das, es un muchacho de nuestro tiempo, rey de Frígidas, que convierte en excremento todo lo que toca. A veces, incluso, le basta con pensarlo, sin necesidad de tocar el nuevo objeto de su maldición.

Y el rey Mi[er]das, monarca de todos los frígidos, mira a lo alto del monte Olimpo (para los escaladores modernos un simple "tres mil") y pide ser librado de ese poder. Y se pregunta en griego arcaico: "Ja està bé, no?".

miércoles, septiembre 16, 2009

Mudanza: el infierno según Diógenes

En cuanto averigüe cuál de las cajas de este caos acartonado contiene el dichoso teclado, volveré a llantear por aquí y a protestar por todo.

Menos mal que el nuevo emplazamiento vale el esfuerzo. Hombre, no es el Baradello, pero vamos ganando altitud. Y, lo más importante, alejándonos de la ciudad y sus moradores.

Como no he conseguido hacer más sensatos a los hombres, he preferido ser feliz lejos de ellos. Voltaire