lunes, enero 11, 2010

Chupópteros

Mi pareja anda últimamente enganchada a una serie televisiva sobre vampiros, desde que su hermana le pasó la primera temporada de True blood. No tiene mala pinta la cosa pero es que yo tengo muy poco aguante practicando el tiro con mando.

Pero en el rato que aguanté se me ocurrió que por qué en los idiomas que contamos con la diéresis entre nuestros recursos ortográficos, no escribimos vämpiro, para que parezca que se acaba de chupar su propia sangre, jijiji…

Y ya que me he levantado con tanto ingenio grafo-ilógico, jiji, propongo que nuestros vecinos transpirenaicos, que cuentan en su jerigonza con el acento circunflejo, escriban mâison, para empezar la casa por el tejadillo, jiji jiji jijiji…

O no, mejor aún, aquí podíamos escribir Zâpâtero, jijiji, por lo de las cejas, jijiji… A ver si así, con esta coña, logramos cabrearlo y nos envía a la ministra esa que parece Galadriel a cerrarnos el chiringuito.

Aunque con esa coña tan ñoña (rima, jijiji…), no conseguiremos provocarlo. Hay que buscar algo más duro, algún insulto cruel; pero uno que aún no se les haya ocurrido a los de Intereconomía ni Libertad Digital, cosa harto difícil. A ver, a ver… ya sé: ZapateroRISTA, jijiji… ¡hala!, lo que le ha dicho… jijiji… Venga, chulito, ahora qué, ¿eh? Atrévete con nostros. Jijiji… Así pega mi abuela, jijiji...

Y que conste que a lo largo de todo el post he hecho honor a su título: los vämpiros no necesitan aclaración; ZP por lo suyo; y la mâison por lo del francés, jijiji… jiji… vale, vale, ya me voy.

2 comentarios:

Guile dijo...

Has bebido???, no, es coña, me quedo con la de zapatero y las cejas.

vainilla dijo...

muy bueno, pero a que viene tanto ji ji ji? estás apurando los culos de las botellas navideñas?