sábado, julio 10, 2010

Chupinacitos

Entre la lista de cosas que más odio, debería situar en el top ten a los putos chupitos. Obviamente no puedo detestar un chupito per se; ellos hacen su vida y yo hago la mía. Pero, por muy insociable que seas, tarde o temprano vuestras vidas acabarán encontrándose en alguna barra o sobremesa.

Siendo riguroso, lo que me hastía es el mal uso que hacen de ellos algunas personas. Mi caso es simple: desde que tengo memoria etílica, beber chupitos (también conocidos como taponazos por estas latitudes) me ha sentado siempre igual de bien que un punterazo en los huevos. Cada brindis hecho con esos ridículos vasitos resultaba sinónimo de acabar esa noche abrazado a la taza del váter. Cien por ciento de eficacia vomipurgativa.

Y claro, por muy cerril que uno sea, acaba por proscribirlos de su dieta líquida.

Pero, por lo visto y oído a lo largo de todos estos años, hay [mucha] gente que parece hacer de este acto una cuestión personal, pasional. No soportan que ningún comensal se libre del bautismo aguardentoso, y si detectan entre sus filas algún objetor, se abalanzarán sobre su silla e insistirán con grandes aspavientos hasta salirse con la suya. Les traerá sin cuidado que su víctima se excuse con argumentos de peso. Dará lo mismo que les confieses: “Si bebo eso, moriré”. Su réplica invariablemente será: “No puedes hacerme un feo”. Tú si que eres feo y no digo nada. Lo único que quiero es que me dejen en paz, aquí en mi rinconcito, donde inconscientemente he construido con la vajilla una trinchera antichupitos, anticipándome a las hostilidades. ¿Acaso no cuentan los incontables decilitros de cerveza y vino ingeridos durante la comida, o este copazo de pacharán que tengo entre las manos; para que ahora, por resistirme a un ridículo dedal licoroso, se mancille mi expediente alcohólico?

Cómo será la cosa que en el pasado estuve tentado de pedirle a mi médico de cabecera un justificante eximiéndome de su consumo, alegando sus devastadores efectos en mi organismo. Ni en mis –no tan remotos- tiempos de excesos más destructivos (no exclusivamente auto-destructivos) he tolerado la digestión de esas perdigonadas etílicas. Esa forma de consumo, arrojando una palada de espiritosas al coleto, de golpe y porrazo, sin saborearlas, me produce trastornos digestivos incompatibles con el bienestar y la jarana.

Por estas tierras está muy extendida su práctica y raro es el acto social que no culmine con el aterrizaje en la mesa de alguna ronda de esas indeseables vasijas. Y no pasaría nada si no fuera por lo que trato de comentar: si yo pudiera abstenerme y punto. Si no existieran esos agotadores tira-y-aflojas, esas improductivas negociaciones con interlocutores ya achispados que no se avienen a razones, por mucho que trates de explicarte con la mayor elocuencia. Da igual que insistas vehementemente en que no quieres ser aguafiestas, pero que eres incapaz de trasegar en esa modalidad; y que si esa misma bebida te la sirven en vaso alto y con un par de hielos, prometes liquidarla en no más de tres tragos. ¿Contentos así? No. Dará igual, recibirás por toda respuesta caras desilusionadas y comentarios de desaprobación, y no podrás evitar sentir, abriéndose paso a través de tu indignación, el peso de la culpa por ser un pusilánime y un estómago desagradecido, un delicadito que arruinas la fiesta a todo el mundo con tus pejigueras. Por no tragar, y aceptar de una vez su ponzoñoso ofrecimiento.

Venga esa ronda, que no se diga. Sin miserias. Sin mariconadas. Boargfff.

3 comentarios:

Guile dijo...

Pídete uno sin alcohol, simple y efectivo, es como tragarse una gominola líquida y parece que tiene alcohol por el color nadie los distingue...

vainilla dijo...

yo odio mas que los chupitos los nombres ridiculos que les ponen. Pero sobre todo odio el puto chupito de licor de flores de los restaurantes chinos. Una vez me puso a morir por un chupito de esos que les prenden fuego.

alonso dijo...

Hola

Vi tu blog tancansado.blogspot.com y me gustaria promocionarte en www.calificamos.com el cual es un blog y revista online que destaca los mejores blogs en todo el Mundo Hispano.
Al incluirte en www.calificamos.com tu blog sera mas conocido y recibira mas visitas.

Te pediria por favor me envies una breve descripcion de tu sitio para publicarte en mi portada.
En caso no te interese, disculpa por la molestía. :)

Exitos con tu página

Alonso
www.calificamos.com
www.caidodelcielo.com
alonso.enlaces@gmail.com