jueves, enero 27, 2011

Reencarnación



No era muy alto, pero sí corpulento y musculoso. Su apariencia era fría e inspiraba cierto espanto. Tenía una nariz aguileña, fosas nasales dilatadas, un rostro rojizo y delgado, y unas pestañas muy largas que daban sombra a unos ojos grandes, grises y bien abiertos; las cejas negras y tupidas le daban un aspecto amenazador. Llevaba bigote, y sus pómulos sobresalientes hacían que su rostro pareciera aún más enérgico. Una cerviz de toro le ceñía la cabeza, de la que colgaba sobre anchas espaldas una ensortijada melena negra.

Descripción de Vlad Tepes, el Empalador, por Nikolaus Modrussa, delegado papal en la corte húngara.


jueves, enero 20, 2011

Cortina de humo

Qué hábil este Gobierno que ha logrado el más difícil todavía: levantar una cortina de humo con el propio humo.

Así, mientras la gente se desgañita discutiendo sobre las polémicas que arteramente les van sirviendo los amos, la mierda nos come por los pies, pero, eso sí, en un ambiente sin humo.

Atentos a este vídeo que me han hecho llegar. Al que no le hierva la sangre después de visionarlo es que está política y moralmente muerto:


Arcadi Oliveres / Fragmento de conferencia from ATTAC.TV on Vimeo.

lunes, enero 10, 2011

Sabiduría

Según la Bhagavad-Gita del hinduismo, nuestro cuerpo no es más que una llaga de nueve aberturas y la sabiduría consistiría en sufrir dignamente la humillación que nos infligen nuestros agujeros.

El virus estomacal que hizo presa en mí a finales de año, me lo puso francamente difícil para mostrarme sabio, pues resulta prácticamente imposible mantener la dignidad cuando los asaltos de la humillación brotan simultáneamente por dos de tus orificios y sólo dispones de una bajante.