sábado, marzo 05, 2011

Oscars 2011

Viendo en una revista las fotos de la llegada de los invitados a la gala, me sorprendió ser la única persona, que yo sepa, en percatarse de que la pobre Nicole Kidman y su chorbo pasaron por la alfombra roja como rehenes del hombre invisible en pleno mono de crack. Nuestro enviado especial al teatro Kodak ha logrado la exclusiva de esos escalofriantes momentos:

"Disimulad, coño. Vamos, sonreíd o le vuelo los cojones al petimetre este".


"Que sonriáis, hostias. Venga Nicole, que tú eres actriz, joder. ¡Me cagüendiós, que la lío!".





"Eso está mejor. Vamos, seguid andando. ¡Que os mováis, cojones! Y no dejéis de sonreír o le vuelo la jeta al pavo este".



"Y ahora besáos. ¡Que os beséis, coño!".

2 comentarios:

vainilla dijo...

¿Pero que mierda se ha hecho esa mujer en la cara?

malaputa dijo...

Demasiado, Vainilla, demasiado jajaja