viernes, mayo 20, 2011

Democracia irreal

A ver que me aclare: para demostrar que ya disfrutamos de una democracia real, se le prohíbe a la gente cuestionar que tengamos una democracia real.

¿Cómo decía aquella pintada tan inteligente? Ah, sí:

"Si el voto REALmente pudiera cambiar las cosas sería ilegal".

Yo sí voy a votar el domingo, pero de ahí a que me trague el cuento...

3 comentarios:

vainilla dijo...

creo que la clave está en votar a pequeños partidos para repartir votos y acabar con los absolutismos y las oligarquías

Guile dijo...

Joder nos teníamos que conocer en persona...

Minerva dijo...

Nunca se puede prohibir cuestionar, igual que es imposible prohibir pensar, razonar, etc. Lo que la gente quiere es influenciar, porque realmente hay mucha gente influenciable.

Yo sí creo en que el voto puede cambiar las cosas, y que es la forma más pacífica y consensuada que tiene una ciudadanía de hacerlo.

Tenemos una lista de partidos políticos de todo tipo de clase, idea y condición. Basta coger las listas y elegir el que se adapta a lo que buscamos. No tiene que ser PPSOE, eso está claro. Pero desengañémonos, se cambia eligiendo democráticamente, y todos estamos llamados a hacerlo.

El domingo, a las urnas.