viernes, mayo 13, 2011

Vacile combinatorio

El Gordo de la Primitiva tiene trampa. Es un detalle que parece sin importancia, pero que dispara, y mucho, en tu contra el cálculo probabilístico. Al tener que acertar 5 números de entre 54, más 1 número clave de entre otros 10, resulta que tus probabilidades de acertar se reducen a 1 entre 31.625.100 (más del doble que en la Primitiva, que al ser 6 de entre 49 -hablando siempre del premio de primera categoría- no llega al 1 entre 14 millones).

Dejando al margen las complicaciones probabilísticas del número clave de marras, existen 3.162.510 posibles combinaciones de 5 cinco números de entre 54. Entonces, cómo se explica que la semana pasada mi madre me pidiera que si pasaba por una administración de loterías le jugara un par de apuestas para el sorteo del pasado domingo 8 de mayo; que yo le preguntara si quería que jugara algún número en especial, y ella respondiera que no, que prefería que lo hiciera la máquina porque ella acababa poniendo siempre los mismo; ¿cómo es posible, repito, de entre más de 3 millones de posibles combinaciones que me saliera esto de aquí abajo? ¿Estaría juguetona la maquinita?

2 comentarios:

Guile dijo...

Me temo que la aleatoriedad de la máquina depende de la velocidad con la que el señor lotero pulse la tecla, seguro que si hubiera esperado más tiempo entre apuestas te daría números distintos, haz la prueba...

vainilla dijo...

pues esos son los que tocan luego.... yo hago igual que tu madre, siempre apuesta automática